El cierre de un ciclo, el verdadero Exit.

Todos los emprendedores sueñan con el Exit de sus empresas, muchos escriben sobre el camino, no todos cuentan lo que viene después. … Read More >El cierre de un ciclo, el verdadero Exit.

A inicios del mes cerré un ciclo, una larga etapa de mi vida que, como la mayoría de los procesos que vivimos los emprendedores, estuvo marcada por altos y bajos que, sin duda, me dejaron enormes aprendizajes. Me tome unas merecidas vacaciones de un par de semanas, y tuve bastante tiempo para poder reflexionar sobre estas enseñanzas del proceso emprendedor.

He escrito distintos blog post a través del tiempo sobre el proceso de emprendimiento que viví como emprendedor, desde mi primer levantamiento de capital, mi primera inversión de un VC, y cuando vendí la compañía. Sin embargo la historia no terminó en su completitud en ese momento.

Como resumen ejecutivo, a fines del año 2017 fundé Pago Fácil, empresa que buscaba automatizar los diversos procesos de cobro y venta online a través del eCommerce de las compañías. Unos meses más tarde, organicé un levantamiento de capital a través de Broota, en el que se logró un 50% de overfunding, es decir, logramos levantar más capital de lo esperado. Gracias a esto, desde febrero de 2018, pude enfocarme realmente en la empresa debido a que me encontraba realizando mis estudios de MBA en el extranjero.

Sin embargo, este no fue el único levantamiento de capital: en 2019 lo hice nuevamente, pero esta vez con Consorcio Financiero, su primera inversión en Fintech con su Venture Capital. Un par de años después, después de 6 meses de negociación y mucho pensarlo, en junio de 2021 vendí la empresa.

Es difícil resumir en un solo párrafo una historia de años de sacrificios y aprendizajes, pero esa no es la parte de mi vida que les quiero compartir en esta ocasión. De hecho, escribí distintos blogpost relacionados a esta etapa de mi vida: “El valor del fracaso”, “la importancia del plan de contingencia para el éxito emprendedor”, “el Exit: uno de los últimos hitos de mi camino en Pago Fácil” y “la importancia de la confianza”, por nombrar algunos de ellos.

Hoy quiero contar sobre mi experiencia posterior a la venta de Pago Fácil, un tiempo en el que me costó muchísimo continuar con mi camino, así como seguir aprendiendo y creciendo de la manera en que yo esperaba.

Desprenderme del proyecto que una vez formé e hice crecer con gran esfuerzo y dedicación no fue nada fácil. En este proceso, además, me di cuenta como de a poco fui perdiendo relevancia en el asunto. Cuando se arma un emprendimiento, uno tiene en mente una línea clara que se debe seguir -o al menos es la situación ideal-, luego ocurre que este deja de ser tuyo -por decisión propia en mi caso- y el rumbo cambia, independiente sea bien o para mal.

Se me hizo sumamente difícil ver que poco a poco, el proyecto que alguna vez fue mío iba tomando un rumbo distinto al que yo tenía planeado y que, para el día de hoy, ya prácticamente nada es como yo lo había imaginado. Se trata de visiones distintas -por no decir opuestas- acerca del camino que se debe seguir. Es súper difícil no estar de acuerdo con las decisiones que se van tomando en la empresa que uno crea.

La vida emprendedora, además de todo lo que conlleva, se trata de compartir visiones, experiencias, llegar a tomar decisiones en conjunto, incluso cocrear con el equipo. La parte enriquecedora de un equipo se da cuando las diferencias tanto en capacidades como en opiniones se ven como un factor positivo y lo empiezas a usar a favor del proyecto. Sin eso, es muy difícil sacar adelante un equipo o un negocio.

No les voy a mentir, este año no fue la mejor época de mi vida, pero creo que es importante rescatar lo bueno, ver el vaso medio lleno. Tuve la oportunidad de conocer a personas muy capaces, llenas de pasión y motivación, que además me apoyaron mucho e hicieron de mi trabajo algo más entretenido. Espero de mi parte también haber podido apoyarlas en este camino, haber influido positivamente en ellas, y ojalá haberles enseñado un poco del conocimiento que tanto me costó obtener. Agradezco mucho a Alejandra Alonso y Kathya Villatoro quienes me siguieron aguantando incluso cuando ya no trabajaban en Pago Fácil si no que en BCI Pagos, sin ellas claramente hubiera sido muy difícil terminar mi periodo.

También aprendí que, si bien, a veces no estás en el lugar correcto o donde realmente quieres estar, siempre es posible encontrarte con sorpresas en el camino, que pueden hacer que la ruta sea más fácil de transitar.

Existen muchos momentos en que los emprendedores nos podemos sentir atascados, dan ganas de dejar todo de lado y renunciar. Pero bueno, como buen corazón de emprendedor, se me es muy difícil “tirar la toalla” -independiente de que lo haya pensado en más de una ocasión-, prefiero aguantar, seguir intentándolo y al final del camino, sin importar si fallé o triunfé, quedarme tranquilo con saber que, al menos, lo intenté. Estuve hasta el último día laboral trabajando por lo que creía que era mejor para la empresa. Pero, finalmente llegó el momento en que comprendí que ya no era yo el responsable de escribir el camino de la compañía. Este momento fue el verdadero exit de Pago Fácil.

A veces los equipos no son compatibles, no se logran sacar ideas adelante, por diversos motivos. Pero eso no debe desilusionarnos, hay factores externos que en muchas ocasiones no podemos controlar y puede ser una mejor estrategia el ‘cambiar de aire’. Por lo mismo, hoy cierro el capítulo de mi vida llamado “Pago Fácil”, pero no se confundan, seguiré enfocado en lo que me gusta y apasiona, apoyar al emprendimiento y al ecosistema, mi espíritu emprendedor sigue intacto. Espero que al equipo que hoy está a cargo de lo que creé les vaya increíble, tienen muy buen talento en la empresa Chilena y espero que puedan sacar todo adelante.

Debo de admitir que me costó escribir este blog post, tiene bastantes emociones distintas, pero creo que era el post que me faltaba para cerrar el ciclo de posts que había ya iniciado a finales del 2017.

6 Replies to “El cierre de un ciclo, el verdadero Exit.”

  1. odette salgado says:

    Cristian, leerte y escucharte me resulta muy inspirador, pero a la vez, tu voz es tan real, llena de emociones, de vivencias humanas. Que hace que tu experiencia sea transcendente a quien te lee. Yo estoy emprendiendo, y creéme que me puedo ver interpretada en esas emociones. Nuestra web recién salió esta semana, y hemos inyectado mucha energía en que todo resulte. Pero se aprieta el estomago cada día, y tu corazón late intenso cuando alguien te contacta y muchos te visitan. Siempre te leo, y agradezco tu tiempo en compartir. Saludos, Odette

    Responder
  2. Rod says:

    Tal como te lo indique por interno, se agradece la sinceridad en tiempos en que todas las experiencias suelen mostrarse como positivas, buena onda, etc etc. Que aprendizaje podemos sacar si no es a partir de situaciones incomodas, fracasos, o hechos inesperados?

    Responder
  3. Vicente Pirozzi says:

    Buena Cristián, este tipo de testimonios son buenísimos para quienes están emprendiendo o partiendo cualquier tipo de proyecto mostrando que incluso personas super exitosas como tú, pasan por momentos buenos y no tan buenos y hay que seguir empujando.

    Seguro vendrán oportunidades nuevas y la vas a seguir rompiendo.

    Responder
    1. Cristian Tala says:

      Gracias Vicente ! Igual la idea de compartir estos testimonios es que no sea yo el único que los tenga. Creo que perfectamente podrías ser el siguiente :).

      Responder

Responder a Rod Cancelar respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.