El valor del fracaso para el éxito de un Startup

Los emprendedores viven con un miedo constante a que su proyecto o idea fracase, con temor a equivocarse en el camino – justo ayer estuve conversando con un emprendedor que me preguntó si me había equivocado emprendiendo, mi respuesta fue: Si, bastante –. Esta es una de las principales razones que los lleva a no arriesgarse, a no comenzar o, simplemente, a no seguir intentándolo. Y es que para sacar adelante un emprendimiento se necesita determinación, motivación y liderazgo, pero también resiliencia y perderle el miedo al fracaso. En este post hablaremos de la importancia de fracasar para el éxito de un Startup.

Si bien ser prudente es parte de las características de un líder -y, dicho sea de paso, de un emprendedor-, tanto el fracaso como los errores deben ser parte de la ecuación, un elemento que nos permita crecer y entender los riesgos, pero no pueden convertirse en algo que nos detenga, paralice o protagonice nuestros futuros movimientos. 

Rescato una frase de Elon Musk, CEO de empresas como Tesla, Starlink o SpaceX: El fracaso es una opción. Si las cosas no están fallando, no estás innovando lo suficiente. Si bien es de las personas más exitosas e influyentes del planeta, también se ha equivocado y ha cometido varios errores, basta con contar la cantidad de misiones al espacio en las que falló rotundamente -lo que equivale a pérdidas millonarias-, pero de esos errores aprendió, y con motivación y constancia ha logrado estar donde lo vemos hoy en día. 

He visto emprendedores que se refugian en lo cómodo y no se arriesgan fuera de su zona de confort, se conforman con lo mínimo, con lo seguro. No digo que a ojos cerrados hay que comenzar a experimentar y probar suerte, pero la clave está en llevar al límite nuestras capacidades y explotarlas al máximo.  

Cuántas veces he escuchado la frase que dice, “9 de cada 10 emprendimientos fallan hoy en día”. Más allá de entrar a ver que tan real es esta cifra, aquí se habla de emprendimientos y no de emprendedores. Fallan las ideas, el producto, el equipo no era el correcto, pero un emprendedor lo puede volver a intentar. Quizás tendrá que cambiar de idea o mejorar la original; tal vez deberá cambiar a su equipo o a sus socios; es probable que el mercado no haya estado preparado para su idea y, en ese caso, incluso podría cambiar su país de residencia… pero lo importante es entender que el emprendedor no ha fracasado, sino que ha aprendido una lección valiosísima para su próximo negocio.

Si ya fracasaste, por favor preguntante : “¿Qué aprendimos?¿Como saldré adelante?¿Cómo lo puedo hacer mejor?”.

One Reply to “El valor del fracaso para el éxito de un Startup”

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.