5 razones por las que un mentor es esencial para el éxito de tu startup

Como director general o fundador de una Startup o Emprendimiento, llevas muchos sombreros. Eres el visionario, el líder, el motivador y, a menudo, el ejecutor. Con tantas cosas en tu cabeza, es fácil sentir que tienes que hacerlo solo. Pero la verdad es que, independientemente del talento o la motivación que tengas, tener un mentor puede marcar la diferencia en el éxito de tu startup. Si bien no tuve el privilegio de tener uno en mi Emprendimiento cuando más lo necesité, creo realmente en la importancia de un mentor para el éxito de tu startup.

Llevo un tiempo “tratando” de ser mentor para algunos Startups y emprendedores, en especial a los que creo que puedo aportar más. Para poder lograrlo igual me enfoco en que el conocimiento generado a través de que mi camino como emprendedor sea útil para ellos. Hace poco se me acercó un amigo que tiene su emprendimiento en un área en la cual realmente se escapa de toda mi área de expertís y le recomendé que buscara un mentor cuyo conocimiento lo pueda apoyar más que el mío. Este Post lo escribo debido a esta situación.

Un mentor es alguien que “ha pasado por lo mismo” y puede ofrecerte orientación, consejo y apoyo cuando más lo necesitas. Un buen mentor te escuchará, te ofrecerá su opinión sincera y te ayudará a buscar soluciones a los problemas. También puede introducirte en su red de contactos y ayudarte cuanto te sientas sobre pasado o quieres tirar la toalla(Que puede ser más frecuente de lo que imaginas). Es muy importante que el mentor haya fracasado o pasado por situaciones por las que actualmente estás pasando para que pueda apoyarte de mejor manera en tu emprendimiento.

Aquí tienes 5 razones para ello:

Un mentor te ayudará a evitar errores costosos

Cuando estás empezando, es natural cometer errores. Lo que no es tan natural (o asequible) es cometer errores que podrían haberse evitado fácilmente con un poco de orientación de alguien que “ha estado ahí, ha hecho eso”, o que te haya sugerido un plan de contingencia. Tu mentor ya ha montado un negocio antes y sabe qué obstaculos hay que evitar. Puede ayudarte a no cometer errores de principiante que podrían costarte tiempo, dinero, recursos valiosos, e incluso el éxito de tu startup.

Un mentor te ayudará a mantenerte centrado en tus objetivos

Como director general de una startup, es fácil dejarse atrapar por el día a día y perder de vista tus objetivos a largo plazo. Tener a alguien que te ayude a mantenerte centrado en lo que es importante te asegurará que te mantengas en el camino y no te desvíes de él. Tu mentor te ayudará a mantener la perspectiva y a no perder de vista el objetivo. A todos nos pasa el perder el foco de vez en cuando, por lo mismo necesitamos a alguien que nos recuerde cual es.

Un mentor puede ayudarte a hacer conexiones y a ampliar tu red de contactos

Una de las cosas más valiosas que puede ofrecer un mentor es su red de contactos. Cuando estás empezando, puede ser difícil conocer a gente de tu sector que pueda ayudarte a llevar tu negocio al siguiente nivel. Pero lo más probable es que tu mentor conozca a muchas de estas personas y pueda presentártelas. Establecer relaciones con los que mueven los hilos en tu sector es esencial para cualquier startup que quiera triunfar.

Un mentor te hará responsable de tus acciones

A nadie le gusta que le pidan cuentas, pero es algo que todos necesitamos de vez en cuando, especialmente cuando intentamos alcanzar grandes objetivos. Si te encuentras con que estás flojeando o poniendo excusas de por qué no se hacen las cosas, tu mentor puede ayudarte a motivarte haciéndote responsable de tus acciones (o de la falta de ellas). Tener a alguien a tu lado que te empuje a dar lo mejor de ti mismo puede marcar la diferencia cuando las cosas se pongan difíciles (que inevitablemente lo harán).

Un mentor estará a tu lado en los buenos y en los malos momentos

Un mentor estará a tu lado en los buenos y en los malos momentos Crear una empresa es un trabajo duro, no hay duda. Pero incluso en medio de todos los retos y contratiempos, también habrá momentos de alegría y triunfo en el camino. Estos son los momentos en los que realmente merece la pena tener una caja de resonancia que te apoye, alguien que se preocupe de verdad por tu éxito y quiera ayudarte a celebrar tus victorias, grandes y pequeñas.

Conclusión

Empezar y dirigir un negocio con éxito requiere trabajo duro, dedicación, determinación, e incluso un poco de obsesión, pero no hay que hacerlo solo. Si quieres aventajar a la competencia, búscate un mentor que pueda ofrecerte orientación, apoyo y ánimo cuando más lo necesites. Con un mentor a tu lado, ¡todo es posible!

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.